Barcelona es un barrio de la Sierra bendecido por Dios

En un vasto espacio abierto lleno de aves, vida silvestre y decenas de fuentes, gallos cantando, gallinas cacareando y marchando silenciosamente sobre un lago limpio y hermoso. ¡No! Esto no es un anuncio de un sitio u hotel en Ciudad del Cabo, ni una descripción de un destino turístico en Brasil. Bario Barcelona está donde está hoy, cumpliendo 37 años de historia, logros y desarrollo en septiembre, lo que lo convierte en uno de los conjuntos residenciales mejor estructurados y planificados del municipio de Serra.

Lo que algunos saben es que el inicio de esta comunidad apareció en una propiedad destinada al sacrificio de aves de corral, lo que dio origen a su primer nombre, Pyro Granjas Novas.

Vendido a una lotería, el lugar fue inaugurado y entregado a nuevos residentes en el lejano año de 1984; Había 3,112 unidades residenciales en este conjunto residencial, las cuales fueron adquiridas principalmente por ferrocarriles, trabajadores portuarios y metalúrgicos.

La apertura y distribución oficial de las llaves estaba prevista para agosto de ese año, tiempo durante el cual el rey Juan Carlos Esperido de España tenía previsto visitar Santo, pero más precisamente visitar Aracruz Celulosa (ahora Suzano) en el municipio de Aracruz.

Debido a la famosa visita, la comunidad, ya no contenta con el primer nombre que recibió el barrio (Granzas Novas), propuso cambiar el nombre del barrio a Barcelona en memoria de la ciudad catalana, e invitó al Rey Juan al barrio Carlos y la ceremonia de apertura.

Si bien las expectativas se vieron defraudadas con la llegada del rey, otros compromisos no llegaron al estado, con los vecinos llevando el nombre de la ciudad española y abriendo el barrio en presencia del entonces ministro de Trabajo. Hora, Mario Andreas.

READ  Mariachi, trova y regalos: López Obrador celebra su cumpleaños en el Palacio Nacional

Luego, en septiembre de 1984, apareció Bario Barcelona, ​​que recibió su primer transporte público un año después, con una duración de cada hora, dirigiéndose a la estación de autobuses de Vitoria. Hasta entonces, los residentes tenían dos opciones, o tomar el tráfico secreto que pasaba o caminar hasta la BR 101, para tomar un autobús que iba allí.

Misma pelea al regresar del trabajo. Los residentes descendieron en BR y caminaron en grupos al lado de Toboggan y muchos amigos se despertaron de esta manera, en su camino a casa desde Toboggan.

En sus primeros años, rodeada por un muro de densa vegetación y alambre de púas, Barcelona contaba con una guardia en presencia de una especie de guardia patriarcal a la entrada del barrio. Los residentes y visitantes deben presentar sus documentos para ingresar a la página del vecindario, lo que le dio a los residentes una mayor sensación de seguridad, lo que está sucediendo hoy en condominios en toda la ciudad.

Lo que separaba un departamento de otro era un pequeño muro de unos 80 centímetros de ancho que permitía a los residentes ver todo lo que sucedía en los patios traseros de su vecindario y otras calles o callejones.

Por ser un barrio planificado, se esparce entre los residentes mayores la historia de que Barcelona fue objeto de un artículo en la revista Veja en los años 80, uno de los conjuntos residenciales mejor planificados de América Latina, un reportaje de realidad no confirmada.

Dado que prácticamente no había comercio en el lado del vecindario, era costumbre que los residentes vendieran productos en sus hogares. Por la mañana la bocina o pan del carro del lechero lo anunciaba la bicicleta del vendedor y sus productos en la calle de atrás.

READ  Petroprose vende acciones en 15 sectores en el Golfo de México

Los fines de semana soleados nos divertíamos con la familia en la piscina Jakunem o en el club del vecindario, que incluía la piscina para adultos, la piscina para niños, el quiosco y el área de juegos donde hoy se realiza el ABA Jakunem y el Centro de Wildlife Screening – Cetas.

Para los que llevan mucho tiempo viviendo en el barrio, los desfiles del 7 de septiembre hacen difícil perderse las carreras de karts o bicicletas que recorren el barrio los fines de semana. Los niños juegan al fútbol con juguetes de madera maciza y césped de las plazas antiguas. Desde matinés en fiestas de cumpleaños celebradas en el centro comunitario o por radio trópicos. O bailes de carnaval o un desfile de cuadras que animaron a toda la comunidad durante este período.

Han pasado 37 años y muchas cosas han cambiado. Pero el resto Amor en Barcelona, Un ambiente acogedor, formado por personas trabajadoras, honestas que no se preocupan por los problemas. La tierra está aquí para quienes quieren vivir, respetar a sus familias y cumplir sus sueños. Como muchos barceloneses, le debo mucho a lo que soy por este lugar, y el objetivo de mi vida es hacerlo aún mejor.

Enfrentamos desafíos como abordar el crimen, mejorar los centros de salud y las escuelas, limpiar nuestra agua y generar más negocios y empleos. Cabe destacar que Barcelona es uno de los pocos barrios de la Serra con dos redes viarias muy importantes, como la BR-101 y la Avenida Norte Sul. Pero con la bendición de Dios y mucho trabajo, estoy seguro de que el futuro será más respetuoso con nuestro entorno. ¡Viva Barcelona, ​​Viva la Sierra!

READ  Estatua de una mujer prehispánica encontrada en México - Revista Galileo

Cómo era el barrio entre 1984 y 1985. Foto: Archivo Personal Renato Ribeiro

Quien es el autor:
Renato Ribeiro, hijo de una de las primeras familias en emigrar a Barcelona; Esta es la forma de archivo de la UFES, especialista en gestión pública; Y fundador de ProjetoCer, que ofrece clases previas gratuitas para jóvenes y adultos. Actualmente es el Vicesecretario de Empleo, Empleo e Ingresos da Serra.

Lalo Sauseda

"Especialista en televisión. Orgulloso nerd del café. Propenso a ataques de apatía. Experto en Internet. Viajes ninja".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top