LA RIOJA

El Centro de Farmacovigilancia de La Rioja recibió 103 notificaciones de reacciones adversas a medicamentos el año pasado

El Centro de Farmacovigilancia de La Rioja recibió 103 notificaciones de reacciones adversas a medicamentos el año pasado

 El Centro de Farmacovigilancia de La Rioja recibió 103 notificaciones de reacciones adversas a medicamentos el año pasado

  • Más de la mitad (50,56%) de las reacciones se presentan en mayores de 60 años

El Centro de Farmacovigilancia de La Rioja recibió el año pasado un total de 103 notificaciones de sospechas de reacciones adversas a medicamentos (RAM), la cifra más baja en los últimos seis años, y la mitad que el dato registrado en 2016 en el que se recibieron un total de 201 notificaciones debido a la participación de La Rioja en el estudio de farmacovigilancia de vacunas de la gripe estacional.

La consejera de Salud, acompañada por la directora de Prestaciones y Farmacia, Carmen Sáenz, y por el presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de La Rioja, Mario Domínguez Rincón, ha asegurado que para garantizar la seguridad de los medicamentos “es imprescindible la notificación de sus reacciones adversas a los Centros Autonómicos de Farmacovigilancia por parte de los profesionales sanitarios y de los ciudadanos”. Martín ha subrayado que, aunque se constata una tendencia descendente en el número de notificaciones, es necesario “seguir animando a los profesionales y a los usuarios a notificar reacciones adversas para conocer los riesgos que comporta el uso de los medicamentos y poder evitarlos o, en cualquier caso, minimizarlos”.

De las 103 notificaciones de 2017, 97 de ellas han sido recibidas y analizadas por el centro autonómico mientras que 6 de ellas se han incorporado directamente a la base de datos nacional de FEDRA (Farmacovigilancia Española Datos de Reacciones Adversas). Tras su evaluación, 88 han sido incluidas en la base de datos nacional FEDRA como nuevas notificaciones.

Los médicos constituyen la profesión sanitaria con mayor número de notificadores (50) seguidos de los farmacéuticos (18) y el resto de profesionales sanitarios (15). De todos ellos, 13 lo hacen por primera vez, lo que indica que se siguen incorporando nuevos colaboradores al Programa de Notificación Espontánea de reacciones adversas.

En este sentido, el presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de La Rioja ha destacado la colaboración del Colegio y de los farmacéuticos riojanos, de las 156 oficinas de farmacia, con la Administración y con la sociedad, “no solo con la contribución de los farmacéuticos al sistema de Farmacovigilancia sino también a través del Centro de Información del Medicamento del Colegio”. 

13 avisos por parte de los ciudadanos

En el año 2012, los ciudadanos/pacientes se incorporaron como nuevos notificadores sin necesidad de confirmación médica para la evaluación y codificación de las sospechas de reacciones adversas en FEDRA. Este año se han recibido en el Centro de Farmacovigilancia de La Rioja 13 notificaciones procedentes de 5 ciudadanos.

Más de la mitad (50,56%) de las reacciones se presentan en mayores de 60 años, lo que se relaciona con que en este grupo de edad se incluyen personas polimedicadas con diferentes patologías crónicas y más susceptibles a las reacciones adversas de los fármacos.

Los medicamentos sospechosos de producir los efectos adversos tanto de forma individual como por interacción, pertenecen en el casi 75% de los casos a los siguientes grupos:

-Antiinfecciosos para uso sistémico (antibióticos, antirretrovirales y vacunas): 20%;

-Sistema Nervioso (analgésicos, psicoanalépticos y antiepilépticos): 18%;

-Agentes Antineoplásicos e Inmunomoduladores (citostáticos, antimetabolitos, inmunosupresores): 16%;

-Del sistema  cardiovascular (antihipertensivos, diuréticos y hipolipemiantes): 12%;

-De la Sangre y órganos hematopoyéticos (anticoagulantes): 8%.

Centro Autonómico de Farmacovigilancia

En el año 1995 se creó el Centro Autonómico de Farmacovigilancia como centro de información de la seguridad de los medicamentos en el ámbito de la Comunidad Autónoma de La Rioja. Su actividad básica es la recogida de sospechas de reacciones adversas causadas por los medicamentos de uso humano comunicadas por los profesionales sanitarios y los ciudadanos. El flujo de comunicación es bidireccional de forma que el centro, además de recibir la información mencionada, remite al profesional sanitario un informe farmacológico sobre la reacción adversa comunicada y otras que puede producir el fármaco para incrementar su conocimiento sobre el mismo.

La información evaluada en el centro autonómico alimenta, junto con la del resto de las comunidades autónomas, la base de datos nacional de farmacovigilancia y ésta a su vez las de la Agencia Europea del Medicamento y la Organización Mundial de la Salud, integrándose de esta manera en la red internacional de farmacovigilancia.

Estudios posteriores analizan en profundidad la relación entre el beneficio y el riesgo de los medicamentos afectados y permiten a las autoridades sanitarias adoptar distintas medidas para proteger la salud de los ciudadanos. Entre ellas se encuentran la incorporación de nueva información en sus prospectos y fichas técnicas para conocimiento de los sanitarios y los pacientes; la exigencia legal de prescripción en receta médica; la restricción de su uso al medio hospitalario; la exclusión de grupos de pacientes de riesgo en su utilización; la disminución de la dosis recomendada; o la retirada definitiva del mercado farmacéutico.

Aunque la farmacovigilancia es una actividad de salud pública de gran importancia para la seguridad de todos los medicamentos que consumen los pacientes, tiene especial relevancia en los nuevos fármacos comercializados en los últimos 5 años. El motivo es que los estudios de eficacia y seguridad previos a su comercialización se realizan durante un determinado de tiempo y con un número limitado de pacientes, pero una vez disponibles en el mercado farmacéutico, se utilizan por un número mayor de pacientes y en muchas ocasiones de forma crónica pudiendo aparecer efectos no detectados en los estudios iniciales.

La notificación de las reacciones adversas a los Centros Autonómicos de Farmacovigilancia es a través del documento denominado “Tarjeta Amarilla” o el formulario electrónico de la página web www.notificaram.es

   
Logroño24horas es un diario digital con información actualizada sobre La Rioja. Un proyecto periodístico que intenta dar protagonismo a los vecinos. Logroño24horas sólo expresa su opinión en el editorial info@logrono24horas.com 684 164 273

24 horas en Facebook

Logroño24horas - info@logrono24horas.com - 684 164 273 - Avenida Jorge Vigón, 22. 26003 Logroño (La Rioja)

To Top