La evidencia de ADN sugiere que las víctimas de la Peste Negra no siempre fueron enterradas en fosas comunes

Las personas enterradas en Cambridge murieron a causa de la peste. (Créditos: Unidad Arqueológica de Cambridge)

Traducido por Julio Batista
Original de Clare Watson para ScienceAlert

Cuándo La peste negra destruyó Europa A mediados del siglo XIV, arrasó con casi la mitad de la población del continente con una muerte tan rápida que la gente tuvo que enterrar a decenas de víctimas en fosas comunes. Al menos esa es la historia que nos cuentan los restos arqueológicos hasta ahora.

Los investigadores acaban de descubrir nueva evidencia que sugiere que los entierros masivos son solo una cara de la devastadora historia creada por la plaga porque, aparentemente, algunas víctimas fueron enterradas en sus tumbas con mucho cuidado.

El equipo de la Universidad de Cambridge, Reino Unido, está detrás de este nuevo estudio, recolectando muestras de casi 200 tumbas y descubriendo ADN antiguo de Yersinia pestis, una bacteria que causa peste, en los dientes de algunas personas que murieron a causa de la enfermedad y fueron enterradas solas.

“[Esta pesquisa] Mejora enormemente nuestra comprensión de la plaga y muestra que incluso en épocas increíblemente dolorosas durante epidemias anteriores, la gente se esforzó mucho por enterrar a los fallecidos con el mayor cuidado posible “. Él dijo Arqueólogo y autor principal Craig Sisford de la Universidad de Cambridge.

El descubrimiento agrega una nueva dimensión a la larga y horrible historia de la plaga que se extendió por años. Después de la muerte negra de 1346 a 1353, en lo que se conoció como la segunda plaga pandémica (después de la primera, hace unos siglos).

READ  Sao Carlos contabiliza 36 casos de dengue en menos de tres meses - Quotidiano

Incluso hoy, peste bubónica Todavía aparece en países como la República Democrática del Congo, Madagascar y Perú. La porcelana está en California También se han informado casos en los últimos años, aunque la enfermedad ahora se puede tratar con antibióticos modernos, si están disponibles.

Pero las personas de la Edad Media tuvieron algunos siglos antes de que precedieran a la causa de esta enfermedad mortal, Y. pestis, Era Fue descrito por el bacteriólogo suizo-francés Alexandre-Emile Jean Yersin en 1894.

Por temor a una enfermedad infecciosa que se cobró la vida de las personas en unos pocos días, las víctimas fueron enterradas en fosas comunes o “fosas de plaga”, como las Fue descubierto en un monasterio del siglo XIV. En el noroeste de Inglaterra. Contenía 48 esqueletos y más de la mitad de ellos eran niños.

Los arqueólogos están detrás de esas excavaciones pensamiento Que algunas de estas personas, aunque enterradas en fosas comunes, fueron cuidadosamente enterradas, probablemente cubiertas con mortajas, a juzgar por la presión de los hombros del esqueleto. Pero era una corazonada que necesitaba más pruebas para mantenerse.

Armado con técnicas de secuenciación de ADN, el equipo de la Universidad de Cambridge comenzó a trabajar en el muestreo de más de 190 esqueletos de cinco cementerios en Cambridge y sus alrededores, incluida una abadía, un cementerio de hospital urbano y una iglesia en la ciudad. Esperamos encontrar ADN antiguo conservado en los dientes de las personas que sucumbieron a la plaga.

Los restos, que fueron descubiertos en entierros únicos y fosas comunes, datan entre 1349 y 1561, por lo que estas personas pudieron haber muerto durante la segunda pandemia de plaga. Esto se confirmó en 10 de los 197 esqueletos analizados, y el resultado fue positivo. Y. pestis.

READ  Rio Claro registra 58 casos de dengue este año

“Era casi imposible identificar estos esqueletos, por lo que la atención se ha centrado en los extraordinarios entierros masivos” porque la enfermedad rápidamente fatal “no deja rastros visibles en el esqueleto”, Escribió Sisford y colegas.

Personas enterradas en Salón de clases Del monasterio que murió de peste. (Créditos: Unidad Arqueológica de Cambridge)

Con evidencia de ADN que confirma que los restos fueron víctimas de la plaga, “estos entierros individuales muestran que incluso durante los brotes de la plaga, las personas fueron enterradas con gran cuidado y atención”. explicado Sisford.

“Especialmente en el monasterio donde al menos tres de estas personas están enterradas dentro Salón de clases‘, y una cuarta persona también fue enterrada cuidadosamente en una iglesia cercana, Él dijo Sisford.

El aspecto más impresionante de la forma en que fueron enterradas las víctimas de la plaga, como Sisford y sus colegas explicar En su trabajo, es el esfuerzo que la gente debe invertir en enterrar a sus familiares dentro de las paredes del aula.

“El salón de clases tenía un piso de baldosas; decenas de baldosas tuvieron que ser levantadas cuidadosamente antes de entrar en la tumba y reposicionarse o reemplazarse con una losa de la tumba más tarde”. Escribió.

‘Cual – cual [também] Contrasta con el espantoso lenguaje utilizado para describir el abandono de esta iglesia en 1365, cuando se informó que la iglesia estaba parcialmente en ruinas y “huesos de cadáveres expuestos a animales”, agregó Sisford.

El equipo encontró a algunas personas que estaban en fosas comunes y dieron positivo por el virus. Y. pestis, que es una buena comparación, pero al encontrar evidencia temprana de víctimas de la peste medieval enterradas solas gracias al ADN antiguo, el estudio abre un nuevo capítulo para los arqueólogos.

READ  ¿Son efectivas las máscaras de tejido contra un nuevo tipo de coronavirus?

Podría ser el comienzo de un cambio importante en nuestra comprensión arqueológica de las sociedades que enfrentan epidemias graves, dicen Sisford y sus colegas. escritura El descubrimiento pinta “una imagen más amplia de fragilidad y resiliencia en sociedades anteriores”.

“Si los entierros de emergencia y los entierros masivos son atípicos, ya que la mayoría de las víctimas de la plaga reciben entierros individuales en cementerios ordinarios, se cuestiona cuán representativos son estos sitios excepcionales”. se acabó el equipo.

También te hace preguntarte qué historia sobrevivirá de la pandemia de coronavirus que estalló en 2020 y aún no ha terminado.

El estudio fue publicado en Revista europea de arqueología.

Rocío Volante

"Apasionado aficionado a los viajes. Aficionado a la música. Organizador profesional. Defensor independiente de las redes sociales. Evangelista de la cerveza".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top