7 consejos nutricionales para mejorar el rendimiento cerebral

Una dieta sana, nutritiva y equilibrada juega un papel esencial en la promoción de la salud y la prevención de enfermedades. Esto se debe a que los alimentos que comemos aportan los nutrientes esenciales que el cuerpo necesita para funcionar correctamente, desde vitaminas y minerales hasta proteínas y grasas saludables.

Continúa después del anuncio.

Además, una dieta equilibrada no sólo fortalece el sistema inmunológico, haciendo que el cuerpo sea más resistente a las enfermedades, sino que también contribuye a mantener un peso saludable y reducir el riesgo de enfermedades crónicas como la diabetes y las enfermedades cardíacas. De hecho, una nutrición adecuada también tiene un impacto significativo en la función cerebral.

1. Añade omega-3 a tu dieta

Nutrientes como omega-3, vitaminas B y antioxidantes que se encuentran en frutas, verduras, pescado y cereales integrales son esenciales para la salud del cerebro, mejoran la memoria, la concentración y el estado de ánimo e incluso ayudan a prevenir enfermedades neurodegenerativas, como el Alzheimer.

Continúa después del anuncio.

Según la nutricionista Fernanda Mangabeira, especialista del Hospital Vera Cruz, en Campinas (SP), Omega 3 está presente En pescados (atún, salmón, arenque, sardinas, trucha, etc.), semillas (calabaza, linaza, chía), verduras (quinoa, algas, soja) y oleaginosas (nueces de Brasil, nueces, anacardos, piñones, pistachos). macadamia, avellana, almendra, etc.).

2. El ácido caprílico también es un aliado

Otro nutriente importante para el cerebro, según el especialista, es el ácido caprílico, porque ayuda a combatir la deficiencia energética en el órgano. Según Fernanda Mangabeira, “se encuentra principalmente en el coco y el aceite de coco, así como en la mantequilla de maní, la leche de vaca y la leche materna”.

READ  Nova Santa Rosa declara epidemia de dengue

3. Consuma alimentos antioxidantes

a AntioxidantesA su vez, ayuda a prevenir el daño a las células nerviosas y mejorar la función cognitiva, según afirma la nutricionista. Se puede encontrar en frutas y verduras de color rojo y morado, como fresas, frambuesas y uvas.

Continúa después del anuncio.

«Las semillas de calabaza son muy ricas en antioxidantes. Además, contienen minerales como hierro, zinc, cobre y magnesio. Por eso, puedes comerlas asadas, hervidas o asadas como snack. La cantidad recomendada es de unos 25/30 gramos al día». ,» él añade.

4. Presta atención a la hidratación

Además de la alimentación, mantenerse bien hidratado también forma parte de los procedimientos que ayudan al mejor funcionamiento del cerebro. Por ello, se recomienda beber una media de 2 litros de agua diarios.

5. Incorpora el té verde a tu rutina

Según Fernanda Mangabeira, existen otros alimentos que se consideran relevantes para el funcionamiento del cerebro en su conjunto. «Ey El té verde aporta una dosis de cafeína, que mejora la cantidad de serotonina en el cerebro, el estado de ánimo y la concentración. La bebida también contiene un aminoácido importante para aumentar la actividad de neurotransmisores como el GABA, que actúa como mensajero químico que transmite información de una célula nerviosa a otra y regula el sistema nervioso y, por tanto, la ansiedad.

Continúa después del anuncio.

En cuanto a la cantidad, sugiere beber dos tazas de té al día, teniendo cuidado de no beberlo cerca de las comidas, porque el té verde perjudica la absorción de hierro, calcio y vitamina C.

6. El chocolate negro también es beneficioso

Otro alimento útil para un buen rendimiento cerebral es Chocolate semidulce70% cacao. Esto se debe a que es rico en flavonoides, como las catequinas y epicatequina, que son antioxidantes y estimulan la oxigenación del cerebro. Sin embargo, dos cuadrados al día son suficientes.

READ  Estância Velha no descarta dictar orden judicial para vacunar a personas con comorbilidades - el distrito

7. Alimentos que debes evitar en tu rutina

Si bien hay alimentos beneficiosos para el cerebro, también hay alimentos que es mejor evitarlos. «Esto incluye alimentos procesados, procesados ​​y altamente procesados, entre ellos embutidos, fiambres, salchichas, salchichas, tocino y nuggets. Estos alimentos aceleran el envejecimiento celular poniendo en riesgo la función cerebral», explica la nutricionista.

Continúa después del anuncio.

Además, según el especialista, también es necesario Cuidado con el uso de aceite.. “Los aceites de semillas procesados ​​(canola, girasol, soja) se pueden sustituir por aceite de oliva o de aguacate”, recomienda.

Otros alimentos que se deben evitar, o consumir con moderación, son aquellos con alto contenido de azúcar y harinas refinadas, como el pan de harina blanca, pasteles, bizcochos, galletas, dulces, refrescos y jugos procesados. «El cerebro utiliza el azúcar como energía en forma de glucosa. Y luego, cuando comes demasiado azúcar, acaba afectando tu memoria. ¡Por eso es importante reducirlo lo más posible!», dice Fernanda Mangabeira.

Además, los alimentos que contienen edulcorantes pueden aumentar las bacterias intestinales malas, lo que afecta negativamente al estado de ánimo; recuerde, el intestino es nuestro segundo cerebro. Por tanto, se deben evitar la sacarina, la sucralosa, la stevia, el ciclamato y el aspartamo.

Continúa después del anuncio.

También hay alimentos fritos que tienen un alto contenido de grasas saturadas y trans, que pueden afectar el flujo sanguíneo al cerebro. Y las bebidas alcohólicas, cuyo consumo excesivo puede dañar el cerebro y perjudicar la memoria y las funciones cognitivas.

Escrito por Erica Fabiola Parlera Gasparri

Rocío Volante

"Apasionado aficionado a los viajes. Aficionado a la música. Organizador profesional. Defensor independiente de las redes sociales. Evangelista de la cerveza".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top