Brasil allana el camino para las emisiones externas de ESG en medio de críticas a la política ambiental – Época Negócios

Amazonia, bosques, amazonas en llamas, quemas, bosques amazónicos (Foto: Divulgación / DNIT, vía Agência Brasil)

Con el objetivo de incrementar la participación de inversionistas extranjeros en la deuda pública federal, el tesoro nacional comienza a allanar el camino para el lanzamiento de las emisiones soberanas con sello ESG, Relacionado con buenas prácticas en los ámbitos ambiental, social y de gobernanza.

La idea es plantear los primeros problemas una vez finalizado el denominado marco ESG, que permitirá una evaluación sistemática del desempeño del país en estas áreas, con información sobre indicadores y medidas de desempeño, y mapeo de programas presupuestarios y gastos relacionados con la agenda de sostenibilidad.

En un escenario optimista, los bonos ASG podrían lanzarse a fines de este año, pero no hay compromiso de fechas, dice el subsecretario de Deuda Pública, José Franco de Moraes. Este caso, dice, será el resultado de un proceso en el que el Tesoro actúa como facilitador, proporcionando a los fondos de inversión y a las agencias de calificación datos y explicaciones sobre temas ASG.

“Es una tendencia despiadada y un camino sin retorno. Los inversores están prestando cada vez más atención a estos problemas, especialmente los extranjeros”, dijo a Reuters.

Los esfuerzos del Tesoro para satisfacer esta demanda se producen en medio de crecientes críticas a la política ambiental del gobierno de Bolsonaro, particularmente en la región amazónica. Debido al aumento de la deforestación y el debilitamiento de las agencias ambientales, el gobierno ha sido un objetivo constante de las ONG internacionales y otros gobiernos.

Para Franco, el papel del Tesoro es proporcionar datos y mostrar lo que se está haciendo para abordar los problemas clave. “La retórica es una cosa, los indicadores son más importantes”, dice. “Si hay malos datos, analizaremos y explicaremos lo que está pasando en la región en términos de políticas públicas”.

READ  En el aeropuerto de Salvador, los autobuses de Itapimirim transportarán pasajeros desde y hacia los aviones

Franco señala que el país tiene puntos fuertes en el ámbito ambiental, enfocándose en su matriz energética, que es una de las más limpias del mundo. También mencionó el rol del vicepresidente Hamilton Moraw como presidente del Consejo Nacional de la Región Amazónica en la coordinación de políticas para la región.

En el ámbito social, Bolsa Família es una de las principales tarjetas de presentación del país, con un efecto confirmado en los indicadores de pobreza. Franco aclara, sin embargo, que el dinero recaudado con las emisiones finales asociadas a un programa como este no se destinará directamente a acciones concretas del programa. Dado que el presupuesto se considera excesivamente rígido, no es el plan del gobierno sugerir vínculos adicionales.

La idea, con la estrategia ESG, es mostrar a los inversionistas que el Estado adopta políticas públicas y orienta los gastos presupuestarios orientados a la sustentabilidad, que garantizan retornos a largo plazo y justifican el sello de buenas prácticas. Sin embargo, el gobierno puede gastar libremente el dinero recaudado de estas emisiones, incluida la renovación de la propia deuda.

La participación extranjera en la deuda brasileña ha disminuido en los últimos cinco años, afectada por el bajo crecimiento económico del país y el desequilibrio financiero crónico que contribuyó a la pérdida del puntaje de inversión otorgado por las agencias calificadoras de riesgo a partir de 2015.

El año pasado, los no residentes, que llegaron a cargar con casi el 19% de la deuda accionaria nacional en 2015, cerraron diciembre al 9,2% del total, la participación más pequeña en 11 años. También considerando la deuda externa, la participación extranjera en la deuda pública federal ronda el 14%.

READ  Más allá de las salidas: los emprendedores miran hacia atrás en la formación y venta de nuevas empresas espaciales

El gobierno espera que después del período pandémico, en el que la mayoría de los países emergentes han luchado por atraer capital extranjero, la liquidez resultante de las medidas para enfrentar la crisis en todo el mundo regrese a estas economías. La preocupación es que Brasil está dispuesto a competir por estos recursos, lo que hace que la agenda ESG sea aún más urgente.

En América Latina, otros países ocupan un lugar destacado en la agenda. Chile ya ha publicado ESG y México ya tiene un marco de emisiones.

Para el Tesoro, además de contribuir a atraer inversores extranjeros, que tradicionalmente han preferido valores de tasa fija más largos, que brindan más previsibilidad para la gestión de la deuda, el marco ESG también contribuirá a una mayor transparencia en el gasto público. A través de métricas y puntos de referencia que evaluarán los resultados de las políticas, se espera que el nuevo modelo actúe como responsabilidad ante la sociedad por el gasto público.

Gualtiero Varas

"Adicto a la cultura pop profesional. Erudito en comida incurable. Analista. Lector extremo. Típico fanático de las redes sociales. Amante de Twitter".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top