Combatiendo el Aedes aegypti: Salud del Estado SP intensifica alertas contra chikungunya

salud

3 de diciembre de 2023

En la semana de movilización social del país contra los mosquitos, el gobierno advierte sobre un aumento de contagios y muertes

De las tres enfermedades transmitidas por el mosquito Aedes aegypti, el chikungunya destaca porque provoca fuertes dolores que pueden incluso provocar discapacidad durante mucho tiempo. En varios casos, los pacientes afectados describen molestias en todo el cuerpo y pueden desarrollar complicaciones crónicas que se asemejan a enfermedades reumáticas.

En esta semana gubernamental de movilización social contra el Aedes aegypti, el departamento de salud estatal advierte a los residentes que busquen ayuda médica inmediatamente ante la aparición de síntomas como fiebre, dolores corporales o manchas rojas para prevenir posibles complicaciones.

Al 1 de diciembre, el estado de São Paulo registró 2.167 casos confirmados de chikungunya, frente a 893 casos en el mismo período de 2022, lo que representa un aumento del 142%. Durante el mismo período, 12 personas murieron a causa de la enfermedad. El año pasado no hubo muertes.

Las formas clave de prevención incluyen la eliminación de los criaderos de mosquitos que transmiten la enfermedad: mantener ambientes libres de acumulación de agua, usar insecticidas en lugares estratégicos para reducir el número de mosquitos adultos y monitorear periódicamente las áreas propensas a la reproducción de mosquitos.

«El chikungunya es mucho peor que el dengue».

«No podía ducharme porque me dolía cuando el agua de la ducha caía sobre mi cuerpo. También me costaba cepillarme los dientes porque me dolía la mandíbula. Caminaba por la casa arrastrándome porque también me dolían las correas de las pantuflas. El dolor era en todas partes que puedas imaginar, hasta el punto de ir al baño y no poder levantarte solo”, dice Deborah Alves, de 63 años.

READ  Grupo de Ciencia y Fe: El Proyecto de la Iglesia Cristiana Maranatha demuestra que la fe y la ciencia están vinculadas

La enfermera, que vive en Baixada Santista, fue diagnosticada con chikungunya en enero de 2020, unos diez días después de que aparecieran los primeros síntomas, la fiebre. “Al principio sentí como si tuviera gripe”, dijo. Desde la confirmación de la enfermedad hasta el fin del dolor, pasaron cinco meses consecutivos. El seguimiento fue realizado por un reumatólogo, quien inició tratamiento farmacológico.

«He tenido dengue tres veces. El chikungunya es mucho peor porque los síntomas tardan en pasar. Hay que tener cuidado porque todos piensan que esto no va a pasar en nuestra casa, pero pasa y este tipo de enfermedad mata», Débora dicho.

Además de dolor en las articulaciones y fiebre, los pacientes con chikungunya pueden sufrir dolores de cabeza, manchas rojas en el cuerpo y fatiga. La profesora Mariana Pereira, de 39 años, residente en Presidente Prudente, tuvo los primeros síntomas en febrero de 2021, en el verano, período en el que aumenta el riesgo de propagación del Aedes aegypti.

«Fue con mi madre y yo juntos. Fue un sacrificio total. Al principio teníamos fuertes dolores en el cuerpo y las articulaciones, fatiga y fiebre, pero con el tiempo el dolor aumentó y se hizo muy difícil caminar, sentarnos o pararnos. No tuve secuelas porque pudimos descansar y tomar medicamentos, pero tardamos 4 meses en recuperarnos.

Comparte esta noticia

Rocío Volante

"Apasionado aficionado a los viajes. Aficionado a la música. Organizador profesional. Defensor independiente de las redes sociales. Evangelista de la cerveza".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top