Los atletas olímpicos brasileños toman un curso contra el racismo

La delegación brasileña, que participará en los Juegos Olímpicos de Tokio, realizará una sesión contra el racismo, en un intento de enterrar este flagelo “estructural” en el país.

El Comité Olímpico Brasileño (COB) lanzó este martes un entrenamiento en línea de 30 horas que 650 atletas, entrenadores, médicos, nutricionistas y oficiales, entre otros, deben realizar si desean participar en los Juegos Olímpicos de Japón, que se llevarán a cabo entre Julio y agosto.

“Es una sesión destinada a traer información, conocimiento y enarbolar la bandera, que abrirá un gran debate sobre el racismo en el deporte”, dijo a la AFP el director general del Comité Olímpico Brasileño, Rogiero Sampaio.

“El racismo se produce de forma estructural”, añadió el exjugador de judo, medallista de oro en los Juegos Olímpicos de Barcelona de 1992. “Pero entendemos que el deporte ya no puede tolerar estas situaciones”.

Sampaio consideró que entrenar a los atletas es un “primer paso” para acabar con la discriminación racial en Brasil, donde casi el 55% de los 212 millones de personas se declararon negras o morenas.

Los miembros de la delegación brasileña cubrirán material que explica cómo ocurre el racismo en el deporte, cómo denunciarlo y una revisión histórica de este problema en Brasil.

“Sabemos que esto no es suficiente, pero es importante”, agregó el director, quien aseguró que sería la primera iniciativa de este tipo impulsada por un comité olímpico.

Diane Dos Santos sobre cuestiones étnicas en los deportes – Foto: Djalma Vassão / Gazeta Press

Sobrevivir a la “represión”

A pesar de las campañas institucionales y el activismo de algunos deportistas, la discriminación racial aún persiste en el deporte a escala mundial.

El jugador francés Mokhtar Diaghabi, de Valencia (España), abandonó el estadio el domingo, alegando un presunto insulto racista del español Juan Cala de Cádiz.

READ  Miller aprovecha el descenso de los ingresos de Quartararo y gana la etapa española

El centrocampista francés FC Nantes condenó este martes las amenazas de muerte y los insultos racistas que recibió en las redes sociales del centrocampista franco-marroquí Imran Loza.

Hemos visto muchos casos porque tenemos Internet y una conexión directa al mundo, que es Internet. No muchos llegaron a la gente por la coordinación que teníamos, Internet facilitó el llegar a la gente ”, dijo a la AFP la exgimnasta Diane dos Santos.

El ex deportista olímpico de 38 años fue el primer brasileño en ganar el Campeonato Mundial de Gimnasia (en 2003, en modalidad única), deporte con notorios casos de racismo en Brasil y escasa participación de deportistas negros.

Pero antes de recibir los premios, fue víctima de discriminación. Todavía recuerda a los entrenadores y colegas que se negaron a entrenar con ella y se preguntaban si una mujer negra podía ser gimnasta.

“La personalidad que creé me ayudó a sobrevivir a este tipo de persecución”, dice.
Dainan hizo hincapié en la necesidad de los cursos porque, dice, dejarían sin “excusas” a los racistas, que muchas veces se “esconden” con humor para justificar sus prejuicios.

“Hay que castigar a los que serán castigados (…) con penas severas”, dijo.
En Brasil, un delito racista puede castigarse con pena de prisión de uno a tres años o con multa.

La COB puede imponer multas o castigos temporales o finales a los atletas que violen el código de ética, incluidas las actitudes racistas.

Deje su comentario

Dorotea Duron

"Apasionado aficionado a los viajes. Aficionado a la música. Organizador profesional. Defensor independiente de las redes sociales. Evangelista de la cerveza".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top