Un hombre entra en el Libro Guinness de los Récords tras comerse un avión

Conocido en todo el mundo como “Monsieur Mangitout” (Dios se lo come todo), Michel Lotito es un francés nacido en 1950, que ha destacado por una hazaña increíble: Tragarse un avión entero.

Este trabajo, que tardó dos años (1978-1980), implicó tragarse un Cessna 150, un avión de 500 kilogramos.

Tal hazaña no sólo sorprendió al mundo, sino que también le valió el título de la dieta más inusual del mundo, que le fue otorgado. Records Mundiales Guinness.

Michel Lotito sostiene una moneda – Foto: Faran World/Reproducción

La asombrosa capacidad digestiva de Lotito

La capacidad única de Lotito para absorber cosas inusuales se debía a una peculiaridad física notable.

Su estómago e intestinos tenían un revestimiento más fuerte de lo habitual, lo que le permitía ingerir hasta 900 gramos del mineral por día sin sufrir daños graves.

Esta habilidad única quedó demostrada temprano cuando, a la edad de nueve años, comenzó a masticar fragmentos de vidrio después de romperlo accidentalmente.

Para ayudar a tragar sustancias tan atípicas, utilice aceite mineral y agua, que actúan como lubricante para facilitar la digestión. Proceso de digestión.

Una dieta inusual

Es casi increíble la variedad de artículos que Lotito consumió a lo largo de su vida.

Entre 1966 y 1999, su dieta incluía una variedad de artículos cotidianos, desde bicicletas y carritos de supermercado hasta lámparas de araña, televisores, camas y esquís.

También consumió una computadora y otros objetos metálicos. En total, se estima que hasta 1997 se habían consumido unas nueve toneladas del metal.

El legado de Dios se lo come todo.

El legado de Michel Lotito está marcado por su muerte en junio de 2007, a la edad de 57 años, por causas naturales, un hecho sorprendente teniendo en cuenta su alimentación.

READ  ¿Cómo afecta la exploración humana a la geografía lunar?

El Libro Guinness de los Récords destaca su lugar en la historia como una personalidad verdaderamente excepcional, distinguida por un récord que supera la imaginación popular.

Su historial va mucho más allá de un hecho curioso y representa un caso extraordinario en la historia de la humanidad.

Lotito queda en la memoria colectiva como un ejemplo de cómo hacer esto Límites del cuerpo humano Pueden ser increíblemente flexibles, y lo inusual e increíble puede ser verdad.

Lucía Veloz

"Orgullosa especialista en redes sociales. Comunicador. Gamer. Twitteraholic. Genio de la música amigable con los hipsters".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top