Vea cómo el invierno puede causar depresión en algunas personas

En invierno, la bajada de temperatura y el cambio de estación provocan que algunas personas desarrollen depresión estacional. Esta afección suele asociarse con poca luz solar y días fríos, y puede afectar el estado de ánimo, la energía, el sueño y el apetito de los afectados.

El clima frío puede afectar la salud mental

Foto: Nicoletta Ionesco | Portal Shutterstock/EdiCase

Sin embargo, en algunos casos, esta condición puede ser más que una simple tristeza, sino un trastorno más grave, conocido como trastorno afectivo estacional (TAE), popularmente llamado depresión estacional.

Según Marina Bueno, psiquiatra registrada en la aplicación GetNinjas para la contratación de servicios en Brasil, la tristeza estacional tiene síntomas leves a moderados que no duran más de dos semanas, sin interferir en la capacidad de las personas para realizar sus actividades diarias. «La mayor diferencia entre el TAS común y el TAS más grave es la gravedad de los síntomas, así como la duración y el impacto en las rutinas de las personas», explica el experto.

Síntomas del trastorno afectivo estacional

personas con TAS Desarrollan síntomas más graves y duraderos, que a menudo duran varios meses. “Además de una depresión profunda, las personas con trastorno afectivo estacional también experimentan fatiga excesiva, cambios en el sueño, el estado de ánimo y el apetito, pérdida de placer e interés en realizar las actividades diarias y dificultad para concentrarse y socializar”, explica la psicóloga.

Estos síntomas también difieren significativamente de la depresión tradicional, principalmente debido al patrón estacional específico que siguen. Los signos del trastorno afectivo estacional siempre aparecen en una época del año específica y predecible, ocurriendo generalmente entre finales del otoño y principios del invierno, y desaparecen, con la misma previsibilidad, entre los últimos días del invierno y el comienzo del invierno. El comienzo del invierno.

Causas de la depresión estacional.

La depresión estacional puede estar provocada por una serie de factores, desde la falta de exposición a la luz solar, el entorno y el estilo de vida del paciente, hasta factores genéticos. Variantes genéticas que influyen… Regulación de neurotransmisores. El experto señala que los ritmos circadianos pueden aumentar la vulnerabilidad al trastorno afectivo estacional.

Una rutina caracterizada por un alto nivel de estrés, pocas horas de sueño y un estilo de vida sedentario pueden ser factores de riesgo para desarrollar trastorno de ansiedad social. Según Marina Bueno, la compleja interacción de la genética, el medio ambiente y la cultura da forma a la experiencia individual de la depresión estacional.

La falta de exposición a la luz solar puede provocar depresión estacional

La falta de exposición a la luz solar puede provocar depresión estacional

Foto de : Quwaiz | Portal Shutterstock/EdiCase

La falta de luz solar agrava la condición.

Un factor que puede desencadenar la depresión estacional es la falta de exposición a la luz solar, producto de los días grises en la estación más fría del año. La falta de luz solar afecta a una serie de mecanismos responsables de la producción de hormonas y neurotransmisores y modifica el ritmo circadiano (cambios biológicos que se producen en el organismo durante un periodo de 24 horas).

Dado que es un período más oscuro, el invierno También cambia la producción de melatonina, la hormona encargada de regular el sueño, que se produce más. Por otro lado, la producción de serotonina, el neurotransmisor responsable del estado de ánimo, acaba disminuyendo.

“Estos cambios pueden desregular y contribuir al ciclo sueño-vigilia. sentimientos “Comprender esta dinámica en la producción de hormonas y neurotransmisores es muy importante a la hora de diseñar estrategias de prevención y tratamiento del trastorno afectivo estacional”, afirma Marina Bueno.

Tratamiento y prevención

Según el especialista, el tratamiento siempre debe ser diseñado por un profesional de la salud mental y previo diagnóstico adecuado del estado del paciente. “Combinar fototerapia con medicamentos, psicoterapia y cambios en el estilo de vida puede proporcionar un alivio significativo de los síntomas de la depresión estacional”, explica Marina Bueno.

En cuanto a la prevención, existen varias Tallas Capaz de ayudar a los pacientes, como pasar más tiempo al aire libre durante el día, incluso en los meses de invierno. Esto puede aumentar la exposición a la luz solar natural, que ayuda a regular los patrones de sueño y el estado de ánimo. Para quienes no tienen esta posibilidad, por su rutina laboral, por ejemplo, la fototerapia puede ser una opción.

«Mantener una rutina regular, que incluya horarios de sueño constantes, una alimentación saludable y ejercicio regular, también juega un papel importante en la prevención del trastorno afectivo estacional», afirma la psicóloga. “Las estrategias de gestión del estrés, como las prácticas de relajación y la búsqueda de apoyo social, como la psicoterapia o la terapia ocupacional, son claves para promover la salud emocional”, concluye.

Escrito por Kayke Lima

READ  ¿Cuál es el idioma más bello del mundo? La ciencia responde.

Rocío Volante

"Apasionado aficionado a los viajes. Aficionado a la música. Organizador profesional. Defensor independiente de las redes sociales. Evangelista de la cerveza".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top