Vea la importancia de la lectura para la salud mental y neurológica

A menudo escuchamos que la lectura es fundamental para una buena educación, y esto es innegable. Libros académicos y religiosos, cuentos, poesías, novelas e incluso aquellos pertenecientes a la cultura popular ofrecen al lector un conocimiento amplio y variado sobre diferentes temas, además de mejorar el vocabulario.

La lectura regular frena el deterioro cognitivo

Foto: Arthur Bargan | Portal Shutterstock/EdiCase

Sin embargo, un tema que también debería discutirse más es la importancia de la lectura para la salud mental y neurológica. Esto se debe a que trabaja en diferentes áreas del cerebro, desde el área visual hasta el procesamiento y la memorización. Por tanto, aporta muchos beneficios a corto y largo plazo. Según el Dr. Lucas Pizzetta de Amorim, psiquiatra de la Clínica Revitalis, el hábito de la lectura mejora la concentración y la atención al detalle.

A largo plazo, la actividad a su vez promueve el retraso. Deterioro cognitivo. Y añade: «Los estudios indican que las personas que leen regularmente tienen un menor riesgo de desarrollar enfermedades neurodegenerativas como la demencia y el Alzheimer».

Además, la Dra. Priscilla Majesty, médica del sueño y curadora de Neurología de Conexa, un ecosistema de salud digital integrado, revela que el hábito de leer, a largo plazo, beneficia la neuroplasticidad (la capacidad del cerebro para aprender y reprogramarse), lo que conduce a mejoras. en Aprendizaje e interpretación.

Beneficios para la mente

Al igual que la salud neurológica, la salud cerebral también se beneficia de la lectura. La actividad ayuda a reducir la ansiedad y el estrés, además de mejorar las habilidades interpersonales, dice Andrea Dees, gerente de negocios y neurocientífica.

Además, este hábito afecta el comportamiento empático. «La lectura nos permite experimentar diferentes perspectivas y experiencias a través de historias. Esto puede aumentar nuestra empatía y capacidad de comprender emocionalmente a los demás», explica Carolina Porfirio, psicóloga y coordinadora de salud mental de Conexa.

Tiempo de lectura recomendado

Para obtener los beneficios de la lectura, no basta con leer una página de un libro al día; es necesario ser regular. Según Marta Siqueira, psicoanalista y psicoterapeuta, el plazo mínimo recomendado es lectura Son 4 horas semanales y se pueden dividir en sesiones diarias de 30 a 60 minutos.

El profesional también destaca que si se necesita leer durante mucho tiempo en un día determinado, se recomienda realizar descansos de 15 a 20 minutos cada hora. Esto se debe a que el cerebro sólo puede permanecer concentrado en una actividad durante un máximo de 90 minutos seguidos. Después de eso, se agota y la concentración comienza a disminuir.

Lugares y horarios adecuados para la lectura.

Además de reservar tiempo para leer, también es necesario encontrar espacios y momentos adecuados para practicar. Marta Siqueira comenta que se recomienda proporcionar un ambiente luminoso y silencioso. Respecto al ciclo menstrual, la especialista sugiere periodos de descanso durante el día, por la mañana y antes de acostarse. Y añade: «Leer antes de acostarse puede ayudarle a relajarse y mejorar la calidad de su sueño. Leer por la mañana puede ser una excelente manera de comenzar el día con la mente renovada».

Explorar diferentes tipos de libros estimula el interés por la lectura.

Explorar diferentes tipos de libros estimula el interés por la lectura.

Imagen: 2camarones | Portal Shutterstock/EdiCase

Consejos para empezar a leer

Crear el hábito de leer diariamente requiere de un poco de tiempo y el uso de las técnicas adecuadas. Según la neurocientífica Andrea Dees, comenzar con lecturas ligeras y temas que te interesen, así como participar en clubes de lectura y utilizar aplicaciones de lectura digital, son tácticas que pueden ayudarte en este esfuerzo.

Otro consejo es cambiar de género y leer a los autores. “Explore diferentes tipos de libros si aún no lo ha hecho. Disfruta de un libroNo dudes en dejarlo. “La variedad de lecturas hace que este hábito sea interesante y estimulante”, afirma la psicóloga Carolina Porfirio.

¿Por qué perdimos el hábito de leer?

Es posible que muchas personas que no están acostumbradas a leer ya hayan sido lectores ávidos en algún momento. Sin embargo, esto Un hábito saludable Quizás lo dejaron de lado. La psicoterapeuta Marta Siqueira explica que esto sucede como consecuencia de tres factores principales:

  • Falta de gol: El individuo no comprende lo que la lectura aportará a su vida;
  • Falta de tiempo: Los compromisos diarios pueden reducir el tiempo disponible para la lectura;
  • Anomalías digitales: Uso excesivo de las redes sociales.

Por eso, para revertir esta situación, el profesional recomienda crear una meta inquebrantable, motivarse con pequeñas recompensas, reducir el tiempo que dedicas a las redes sociales y poner la lectura en tu agenda.

Efectos nocivos de la lectura excesiva

Aunque la lectura es una actividad importante en diferentes áreas de la vida, demasiada lectura también puede causar daño. La Dra. Priscilla Majesty comentó que la sobrecarga puede provocar molestias visuales y cambios posturales. Además, según Marta Siqueira, en casos extremos, esto puede llevar a una reducción de las interacciones sociales, provocando aislamiento. Entonces, ¡encuentra el equilibrio!

READ  ¿Cuánto duran los días y los años en los planetas del sistema solar?

Rocío Volante

"Apasionado aficionado a los viajes. Aficionado a la música. Organizador profesional. Defensor independiente de las redes sociales. Evangelista de la cerveza".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top