El muro atlántico de Hitler. Cinco mil kilómetros de fortificaciones no detuvieron a los aliados el día D

El 20 de febrero de 1944, el mariscal de campo alemán Erwin Rommel concluyó una inspección de cuatro días del Muro Atlántico.



La construcción de un sistema de fortificación fue parte de la estrategia de Hitler, implementada por Rommel, para impedir los desembarcos aliados en las playas.Si eso pasa. Si la invasión de las fuerzas occidentales tenía éxito, el mariscal de campo nazi temía tener dificultades para devolver a los soldados al mar.


En cualquier caso, Rommel aseguraría a Adolf Hitler que el Muro Atlántico estaba preparado para afrontar una invasión aliada.


Miles de fortificaciones son hoy las últimas ruinas de la Segunda Guerra Mundial. Son parte de la escena. Sin embargo, estos restos documentan el proceso de cooperación económica más importante durante la ocupación nazi. Olivier Morin – AFP


El mayor proyecto de defensa de Hitler


«En alemán, atlántico Se considera un muro. La construcción es también una fortificación propagandística que recuerda a las de la antigüedad, como la Gran Muralla China o la Muralla Romana de Adriano. Pero en realidad es una línea quebrada de puntos fortificados. «dijo el escritor y director francés Jérôme Prior, que ha dedicado varios documentales y un libro al tema de la Segunda Guerra Mundial.


En el proyecto, el Tercer Reich necesitaba más que 300 mil trabajadores De todas las nacionalidades. La mayoría de ellos eran prisioneros de guerra, trabajadores obligados a contribuir al esfuerzo bélico alemán. También había personas en dificultades, desesperadas por encontrar trabajo, o trabajadores de fábricas alemanes.

READ  El parlamento sueco aprueba la moción de censura y derroca al gobierno



El mayor proyecto de defensa de Hitler tardó dos años en construirse y dondequiera que iba desplazaba a comunidades enteras.

Se estima que para construir el muro se utilizaron 20 millones de metros cúbicos de hormigón y 1,2 millones de toneladas de acero.


Escondite en Lokken, oeste de Dinamarca | Olivier Morin – AFP


La construcción del sistema de defensa costera se basó en una gama muy diversa de fortificaciones unidas por alambre de púas a lo largo de las costas del Atlántico y del Mar del Norte.



Recorrió cinco mil kilómetros entre el norte de España, Francia, Bélgica, Países Bajos, Dinamarca e incluso Noruega. Abarcaban desde simples trincheras, campos minados y complejos militares. Búnkeres Construida en hormigón armado.



En resumen, las estructuras están diseñadas para frenar el avance del enemigo. Pryor, en una entrevista con parte mediaY agrega que «La línea de fortificaciones construidas para resistir el desembarco de las fuerzas aliadas fue la piedra angular de los esfuerzos de cooperación entre el gobierno de Vichy (Francia ocupada) y la Alemania nazi».


Búnkeres Se desplegaron sistemas de vigilancia para monitorear los movimientos de las tropas enemigas. Las casamatas disponían de ametralladoras para proteger las playas. Con los puestos de mando instalados, todo el sistema estaba preparado para crear una fuerte línea defensiva que dificultara al máximo el avance del enemigo, proporcionando una ventaja estratégica a los nazis.



el sótano La pared atlántica sumergida en la entrada del golfo de Arcachon, cerca de Cap Ferret, en el suroeste de Francia. Olivier Morin – AFP

READ  YouTube encontró un auto en el río con los restos de dos adolescentes desaparecidos hace 21 años


En 1944, al mariscal de campo Rommel se le encomendó la tarea de fortalecer las defensas, ya que Hitler anticipaba una inminente invasión aliada.


Los planes occidentales, liderados por el general estadounidense Dwight D. Eisenhower informó de un desembarco en la costa francesa cerca de Calais, lo que llevó a la Guardia alemana a girar hacia el norte, exponiendo áreas más al sur.


De esta forma, las playas de Normandía se convirtieron en el escenario del desembarco del Día D y de la Operación Overlord, el 6 de junio de hace 80 años.


Rommel desplegó rápidamente más de dos mil tanques, cañones de asalto y cazacarros a lo largo de la costa de Normandía. También ordenó la instalación de «erizos checos» -barreras antitanques de acero afilado- y postes de madera llamados «espárragos de Rommel», utilizados para intentar impedir el aterrizaje de planeadores y paracaidistas. Se instalaron más de cinco millones de minas a lo largo de las playas, pero ya era demasiado tarde.

Aunque jugó un papel importante en las primeras etapas de la guerra, el Muro Atlántico no fue suficiente para contener el avance aliado. Después de 11 meses, Alemania se rindió.


Muro Atlántico en Francia. Saint-Marguerite-sur-Mer en Normandía | J&L histórico a través de X


Memoria de monumentos
A pesar de la derrota del Tercer Reich, el Muro Atlántico dejó un legado duradero en la historia de la ingeniería militar.



Muchas de las estructuras todavía existen y se pueden ver esparcidas a lo largo de la costa de Europa. Otros fueron tragados por la arena o se ahogaron en el océano. Algunos sitios en el terreno se conservan y rehabilitan como monumentos conmemorativos o museos.

READ  Este celular cayó de un Boeing 737 cuando parte del fuselaje "explotó". Tras caer cinco mil metros, sigue trabajando


el sótano supervisión. Un elemento del Muro Atlántico construido entre la montaña y el océano en Igom, Lofoten, Norte de Noruega | Olivier Morin – AFP

En Bats-sur-Mer, Francia, Ostende, Bélgica y Noordwijk, Países Bajos, las antigüedades se han convertido en museos.


Por ejemplo, en 2014, el gobierno holandés lanzó el “Día el sótano«. todo 25 de mayo Las fortificaciones están abiertas al público para visitas.


El Muro Atlántico pone de relieve el ingenio de la innovación tecnológica y la planificación estratégica durante los conflictos armados y, naturalmente, sigue siendo un recordatorio de la Segunda Guerra Mundial.


El escritor francés lo recuerda “Fue Hitler quien creyó en este muro, que nunca visitó, pero era su proyecto favorito. Prestó meticulosa atención a muchos detalles, como el grosor de los muros en los que acabó muriendo. el sótano«.

Ovidio Paula

"Adicto a la cultura pop profesional. Erudito en comida incurable. Analista. Lector extremo. Típico fanático de las redes sociales. Amante de Twitter".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top