La existencia del Planeta 9 vuelve a ser objeto de debate a medida que surgen nuevas pruebas

Un nuevo estudio está en etapa de prepublicación Indica evidencia de la existencia del Planeta Nueve -o «Planeta 9«, como decidieron llamarlo los autores, en el borde de nuestro sistema solar.

El equipo está dirigido por el astrónomo Konstantin Batygin. Observe los movimientos orbitales de los «objetos». Transneptuno« (TNO) e identificaron comportamientos que sólo podrían explicarse matemáticamente por la presencia de otro planeta más allá de Neptuno, donde “termina nuestra porción de la Vía Láctea”, justo antes de lo que llamamos “Heliopausa” o espacio interestelar (donde comienzan a aparecer exoplanetas) .

Ver también







curiosidad
abril 03



Las sondas Voyager de la NASA deben sobrevivir




Técnica
30 de mayo


Las teorías que rodean al «Planeta 9» no son exactamente nuevas: el propio Batygin, que tiene un doctorado en astronomía del Instituto de Tecnología de California (CALTECH), propuso la idea a principios de 2016. Incluso entonces, la evidencia era bastante sólida, pero no completamente nuevo así. Suficiente para aceptarlo como prueba concluyente.

El problema es que en la región donde se ubican los TNO, cualquier objeto tiene movimientos erráticos, ya que sus largas órbitas -cuyas distancias son hasta 250 grados mayores que las de la Tierra- interactúan inevitablemente con Neptuno en algún punto, influenciadas por su gravedad. . Por esta razón, los estudios tradicionales suelen ignorar estos aspectos en las observaciones de área.

Además, enviar un satélite u otro barco de seguimiento a la zona podría llevar años y años, y no se pueden garantizar los resultados de este tipo de estudio. A modo de comparación, las sondas Voyager y Voyager 2, lanzadas en agosto de 1977, sólo “abandonaron” el sistema solar en agosto de 2012 y noviembre de 2018, respectivamente (y tuvieron dificultades de comunicación, cabe señalar).

Sin embargo, Batygin y su equipo decidieron seguir el camino opuesto y centraron sus esfuerzos únicamente en estas cosas. Hicieron una serie de simulaciones relacionando los movimientos observados, comparándolos con objetos reales, y siempre encontraron alguna irregularidad entre la computadora y la realidad.

«Casi», ya que sólo un modelo ha podido incorporar en la simulación los movimientos exactamente como ocurren en el «borde» del espacio: el modelo con el Planeta 9 virtual insertado en el contexto. Sin embargo, Batygin rápidamente calmó los ánimos: ésta no era la única explicación, pero sí la más coherente.

La existencia del Planeta 9 vuelve a ser objeto de debate a medida que surgen nuevas pruebas

Otras posibilidades incluso implican planetas, pero de otra manera: órbitas más largas significan que se pasa más tiempo a través de una región determinada, por lo que la gravedad de estos planetas «pasajeros» tendrá un efecto más prolongado, y este efecto puede seguir presente. día y luego eventualmente disminuye.

Sin embargo, el equipo admite que, según el historial de observaciones en la región, cualquier cambio que se haya producido fue mínimo dada la posibilidad de un Planeta Nueve. Por tanto, esta coherencia puede explicarse por un objeto masivo que todavía existe, pero que no ha sido descubierto oficialmente.

Para probar esta hipótesis, Batygin dijo al Independent que necesitaremos más tiempo: El experto señala el Observatorio Vera C. Rubin, actualmente en construcción en Chile, como un posible punto para confirmar – o refutar – la idea: «Este «próximo La etapa de exploración promete proporcionar información importante sobre los secretos de las partes más distantes de nuestro sistema solar”, se dice en un extracto del estudio, disponible a través de arXiv.

READ  La Orquesta de Nueva España actúa en directo el próximo viernes, mientras que el Festival de Beethoven comienza por defecto

Vale la pena señalar que, hasta 2006, éramos un sistema de nueve planetas: ese año, Plutón fue reclasificado como «planeta enano» y eliminado de la lista, dejando a Neptuno como el último de nuestro «vecindario» en el espacio.

Otras teorías -en astronomía y esoterismo- sí hablaban de un planeta oculto, pero nunca fueron demostradas adecuadamente. En este momento, la tesis de Batygin es la más coherente.

Lucía Veloz

"Orgullosa especialista en redes sociales. Comunicador. Gamer. Twitteraholic. Genio de la música amigable con los hipsters".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top