Sigue aumentando el número de linces ibéricos en Portugal y España

La población de lince ibérico en la Península Ibérica sigue creciendo y se ha confirmado que más de 1.000 individuos viven de forma independiente, según un estudio de especies publicado por el Instituto para la Conservación de la Naturaleza y los Bosques (ICNF).

Este censo fue creado en 2021 en España y Portugal por las administraciones de conservación de la naturaleza competentes, en colaboración con ONG que apoyan el trabajo de seguimiento y conservación de especies.

Así, según estos datos, en 2021 había 13 núcleos de población de linces, 12 de los cuales se encontraban en España -cinco en Andalucía, tres en Castilla-la Manza, cuatro en Extremadura- y uno en Portugal.

El año pasado, en total, se registraron 1.365 ejemplares en toda la Península Ibérica, repartidos entre España, 1.156 ejemplares (84,7%) y Portugal 209 ejemplares (15,3%).

Andalucía (519 individuos; 38,0% de la población total de linces), Castilla-la Manza (473; 34,7%) y Extremadura (164; 12,0%) son comunidades autónomas españolas con una presencia estable.

En Portugal, el feto reproductor del Valle del Guadiana cuenta con un total de 209 linces, de los cuales 139 son adultos. En la temporada 2021 nacerán 70 crías de 31 hembras reproductoras.

Las estadísticas proporcionadas por los censos de diferentes comunidades autónomas españolas muestran que பொதுவான 1,8 del censo general del país muestra la productividad de descendencia de una hembra reproductora regional en el territorio de España, mientras que los resultados de Portugal son 2,3. En las comunidades autónomas españolas, las proporciones de terneros recién nacidos son las siguientes: Andalucía 1,4; Castilla-La Manza, 2,4; y Extremedura, 1,4′.

READ  Vista previa: Real Valladolid vs Barcelona - Pronóstico, Noticias del equipo, Clasificaciones

La relación entre adulto y joven macho/hembra fue de 0,99 a favor de las hembras (347 machos/352 hembras).

Según el ICNF, «El declive de la población de lince ibérico en estado salvaje continuó desde la década de 1950 hasta al menos 2004, en toda su área de distribución».

La persecución humana y la escasez de conejos salvajes fueron «las principales razones del declive de esta población, y la especie estuvo al borde de la extinción».

Por este motivo, “desde principios del siglo XXI se han iniciado una serie de esfuerzos de conservación, incluidos numerosos programas de vida desde 2002 hasta la actualidad y la cría en cautividad en el marco del Programa X-in-Security”.

ICNF concluye: “Gracias a esta importante iniciativa de seguridad, Iberia Lynx sigue creciendo en población y en relación a su presencia en los últimos años”.

Lalo Sauseda

"Especialista en televisión. Orgulloso nerd del café. Propenso a ataques de apatía. Experto en Internet. Viajes ninja".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top