A medida que aumentan las ‘lluvias’, Nova Lima recibe un esfuerzo conjunto contra el dengue – la capital

El trabajo preventivo contra posibles brotes de mosquitos Aedes aegypti continúa hasta el 26 de noviembre

El valet de Sesau elimina el agua de los neumáticos. (Foto: PMCG)

Uno de los barrios más poblados de Campo Grande, Nova Lima, está recibiendo un grupo de trabajo para combatir el mosquito Aedes aegypti, que transmite enfermedades como el dengue, el Zika y el chikungunya. El esfuerzo conjunto continúa hasta el viernes 26 de noviembre.

Servidores de la CCEV (Coordinación para el Control de Enfermedades Endémicas de Vectores) en Sisau (secretaría municipal la salud) debe revisar Propiedades Las áreas residenciales y comerciales, así como los terrenos baldíos, brindan orientación a los residentes y recolectan y eliminan posibles criaderos de mosquitos.

secretario municipal la saludJosé Mauro Filho explica que el trabajo se lleva a cabo de forma preventiva, con el objetivo de prevenir una mayor propagación de enfermedades transmitidas por mosquitos y, por tanto, con la llegada de la temporada de lluvias.

“Es muy importante actuar en este momento para que no suframos un brote o incluso una nueva epidemia el próximo año. Aunque el escenario es cómodo hoy, no podemos bajar la guardia. Estamos haciendo nuestra parte y confiando también en la cooperación de la población, ya que el 80% de la población todavía está presente. Los brotes de mosquitos están presentes en el interior de las casas ”, dice.

En los últimos 11 meses, Campo Grande ha tenido 386 casos confirmados de dengue y dos muertes por la enfermedad. Es el número más bajo registrado en los últimos cinco años. En el mismo período del año pasado, hubo más de 13,000 casos confirmados y siete muertes, lo que representa una disminución de más del 95%.

READ  La exploración de Marte estimuló la primera conversación online sobre ciencia en Astresco - Leiria

Incluso durante la epidemia, las medidas para controlar los mosquitos Aedes aegypti no se detuvieron en el municipio de Campo Grande. Además del trabajo de rutina, donde hay visitas domiciliarias de agentes de enfermedades endémicas, los vecindarios con mayor índice de notificaciones reciben una pulverización diaria de insecticida, volumen ultrabajo (UBV), conocido como “humo”.

Entre las medidas para combatir el dengue, también está la implementación del proyecto Wolbachia, que el mes pasado inició la tercera fase de liberación de mosquitos con bacterias presentes en muchos insectos al medio ambiente, con el objetivo de combatir el dengue, Zika y chikungunya.

Rocío Volante

"Apasionado aficionado a los viajes. Aficionado a la música. Organizador profesional. Defensor independiente de las redes sociales. Evangelista de la cerveza".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top