Joan Margaret (1938-2021) el poeta liberado de la muerte – The Observer

Hace aproximadamente un año, en medio del caos pandémico, al poeta catalán Joan Margaret le diagnosticaron linfoma. Se necesitaron varias semanas para poder realizar una biopsia y los siguientes ocho tratamientos de quimioterapia no tuvieron éxito. Entonces decidió detenerse y entregarse a la marcha de la vida y la muerte, algo que siempre hizo como poeta. La muerte llegó, el martes 16 de febrero, a su casa de Barcelona, ​​su ciudad, “su último amor”, a los 82 años.

En este momento de reverencia por la juventud, el hombre de 82 años puede parecer mayor. Muchos lo llamarían “jeque” si no conocieran su juventud viril, su agilidad física y mental, y su poesía que nunca cantó sobre el declive de la vejez, e incluso cuando cantó el declive de las ciudades, el óxido de las desiertas. casas, la muerte de la hija Joanna nunca trató de abordar la muerte pero la vida es siempre para los lectores de hoy y mañana. Hablamos siempre de lo universal, de lo que genera experiencias humanas básicas, de lo que nos iguala, con amplios gestos, una voz decidida. Todos en Portugal, en 2016, asistieron a su congreso en el Festival de Folio Literario y en la Casa Fernando Pessoa, donde Bolero cantó el cantante chileno Luço Jatica, sabe lo lleno de vida, energía y humor que estaba.

La última edición de la antología de Joan Margaret, “Mysteriously Happy”

Joan Margaret nunca ha tenido una vida fácil, nunca ha sido un poeta “profesional”, y no se sabe que haya sido protegido por grupos con influencia cultural, religiosa o política. Incluso su decisión, en 1978, de empezar a escribir en catalán, su lengua materna, provocó más polémica entre amigos. Sobre todo porque todo lo que escribió posteriormente fue traducido al castellano, haciendo que su poesía sea esencialmente bilingüe. Este acto también simboliza su posición política de cara a la independencia catalana: una posición decisiva de ambos bandos, pero afirma que “esta relación de Cataluña con España debe cambiar por completo”. En 2019, cuando el alcalde de Barcelona recibió el Premio Cervantes, tardó un día en felicitarlo públicamente, mostrando la ansiedad que había existido entre los políticos y este poeta que siempre había optado por seguir siendo independiente. Y si escribiste tanto en catalán como en castellano, tampoco puedes decir que “España sin Cataluña no era nada”, porque estas tierras son el “corazón cultural” del país.

Como decíamos, la vida nunca fue fácil para él, y eso hace que su muerte sea una injusticia, porque en realidad, su vida de poeta no comienza hasta los cuarenta años, cuando vuelve a negar todo lo que escribió, en castellano, y comienza. escribir en catalán. Esta reconciliación con su lengua materna, y como decía “con su pueblo”, insufló nueva vida a su poesía, y como poeta desconocido se convirtió en uno de los más grandes poetas de nuestro tiempo, y sin duda el gran poeta español, el poeta de quién sería más justo reclamar el premio Nobel.

Joan Margaret: ¿Puede un hombre memorizar un idioma?

Según el poeta y editor Diogo, Pinto, quien en 2015 se arriesgó a publicar una antología de la poesía de Margaret, Misteriosamente dicho, “Joan Margaret, siendo un gran poeta, es muy leído en España, ella no es un poeta de masas. Lo que él hace no es entretenimiento, es poesía, poesía real. Esto representa una enorme brecha entre lo que escribió y lo que está escrito sobre él hoy que también se llama “poesía” Pero no lo es “.

“No tengas lástima de lo que has sido, / Porque la lástima es tan corta: / No hay tiempo para construir nada. / De noche, en un pequeño aeropuerto, / Ves un avión volando. / La señal se pierde. / Y estás convencido de que vives / Tiempo sin esperanza / Él en verdad, el más feliz de tu vida. / Hay otra poesía, siempre la habrá, / Hay otra canción. / Beethoven se queda sordo. Cuando se pierde la señal ”.

[Joan Margarit, “Perde-se o Sinal”, Misteriosamente Feliz]

En 2009, el libro publicó un proyecto editorial efímero llamado Ovni Casa de la MisericordiaEso nadie se dio cuenta. Es la traducción de Miguel Felipe Mochila de Língua Morta (2015) la que convertirá a Joan Margaret en un poeta de culto en Portugal. Sin embargo, muchos libros del poeta permanecieron sin traducir, incluido el último que escribió cuando estaba enfermo y que concluyó unos días antes de su muerte. Su título es Animal de la selva. La relación entre nuestra vitalidad básica y las máscaras que la civilización nos enseña y nos obliga a usar para poder comunicarnos, fue otro tema que exploró Margaret y que exhibe en su obra, como la idea de pérdida. , Ruina, de la existencia del ausente, o si no de un ingeniero. Arquitecto que construyó la Sagrada Familia de Gaudí, pero su gran orgullo fue su participación en la restauración de muchas de las favelas de Barcelona. Finalmente, el arquitecto y poeta que sabía que por fuertes que fueran los cimientos, no valían nada sin la casa y sus habitantes.

Joan Margaret, cada tristeza es también una promesa de felicidad. (Imagen: Alex Rademakers)

Nació en un pueblo de la comarca de Lheida, Cataluña, y creció durante la Guerra Civil, con un padre preso (republicano), una madre de la que nunca se enamoró y la presencia principal de sus abuelos analfabetos, que lo acogieron en Domingos al cine. Vio morir a una hermana de 4 años por falta de medicinas y luego enterró a dos hijas: Anna y Joanna. La última, nacida con una enfermedad rara (síndrome de Rubinstein-Taipei), falleció a los treinta años y para afrontar su pérdida el poeta escribió el libro. JoannaUna de sus obras más leídas.

READ  La película brasileña "Coral" gana dos premios en el Festival de Huelva en España

Margaret es una poeta que nos enseña la gran lección de sobrevivir en los rigores de la vida. De hecho, esta idea de supervivencia es central en su obra, una obra que tiene una gran amplitud, dialoga con los clásicos, va directo a lo importante, no prospera y no pide compromisos a los lectores ”, dice Diogo. Vaz Pinto. El pasado mes de diciembre., Editorial Língua Morta, en colaboración con la Biblioteca Flâneur, en Oporto, ha realizado una nueva publicación y más Misteriosamente dicho, Que se vende desde hace varios años.

Mientras estuvo en Portugal, en 2016, Margaret también participó en un cortometraje sobre el proyecto ArchipiélagoTambién escrito por Vaz Pinto, Paulo Tavares y el director Hugo Magro Aquí. Y si el cuerpo de Joan Margaret murió ahora, ahora ha comenzado su vida como una de las más grandes poetas de la cultura occidental, finales del siglo XX y principios del siglo XXI.

Lucía Veloz

"Especialista en televisión. Orgulloso nerd del café. Propenso a ataques de apatía. Experto en Internet. Viajes ninja".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top