El 24% de los haitianos en la frontera entre Estados Unidos y México salen de Brasil, señala la ONU

Según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), una de las ramas de las Naciones Unidas, alrededor del 24% de los haitianos que llegaron a Estados Unidos a través de la frontera con México salieron de Brasil.

El número de haitianos que intentaban cruzar la frontera entre México y Estados Unidos aumentó en septiembre: 14.000 mientras volaban desde Ciudad Aguana a Del Rio, Texas, separados por Rio Great.

Los haitianos ingresan a Brasil con un permiso de residencia para asistencia humanitaria, que les da derecho a permanecer en el país durante al menos dos años. Después de eso, pueden cambiar el reconocimiento a uno por tiempo indefinido, hasta que proporcionen sustento en el país.

La ruta entre Brasil y Estados Unidos: De aquí, los haitianos se dirigieron a Perú, Colombia, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Guatemala, México y finalmente intentaron ingresar a Estados Unidos.
Hay un punto en esta ruta llamado escollo en el área de Tarion de Panamá. Esta es un área conocida por ser peligrosa debido a la densa selva y al crimen organizado.

La OIM en Panamá realizó una encuesta a las personas que se encontraban en la zona y se dirigían a los Estados Unidos. Los datos se recolectaron entre agosto y septiembre. La organización entrevistó a 649 personas.

De estos, alrededor del 24% vive en Brasil, pero solo el 0,46% son brasileños; según un representante de la OIM en Panamá, g1 escuchó que este no es el camino que los brasileños están tratando de llegar a los Estados Unidos; La mayoría de los que vivían en Brasil eran haitianos.

El 77% de la población que cruza el territorio de Darian es haitiana, pero de hecho el porcentaje que vive en Haití es muy bajo, un 16,6%.

READ  Las autoridades mexicanas advierten de un huracán en la costa del Pacífico

Haitianos en Brasil

“Es de destacar que en los últimos años, especialmente después de la epidemia, ha habido un movimiento de haitianos de Brasil a Estados Unidos”, dice Jono Chávez, secretario general de la Unión que representa a los extranjeros en Brasil.

La acogida de los haitianos que llegaron a Brasil después del terremoto de 2010 se considera buena, señala: hay integración y es una comunidad que trabaja y se merece. Sin embargo, la crisis económica los está golpeando más seriamente. “A menudo, los inmigrantes están en un país para enviar dinero a sus familias que se han quedado en su país, y la devaluación real frente al dólar afecta en gran medida la vida de los inmigrantes que envían dinero a Haití”, dice Chaos.

Además, dice el defensor público, cuando Joe Biden se hizo cargo del gobierno de Estados Unidos, los haitianos pensaron que las puertas del país aún estarían abiertas para ellos.

En mayo, el gobierno de Estados Unidos anunció que brindaría protección temporal a los haitianos indocumentados que vivieran en Estados Unidos; sin embargo, solo se aplicaría a quienes vivieron antes de agosto.

Cuando el Haitian y el Washington Post le pidieron que lo detuvieran en Estados Unidos, Fegensen Eli fue uno de los que pensó que podía intentar una nueva vida en Estados Unidos. Vivía en Brasil, pero su cuñada le dijo que podía emigrar a los Estados Unidos. Tomó todo su dinero y se mudó con su familia de Brasil a Estados Unidos. De allí fue deportada a Haití, donde no había puesto un pie en muchos años. Sus hijos son brasileños. Ella le dijo al periódico que estaba tratando de salir de Haití. “Este país es un infierno”, dijo.

READ  Gaza Real de España niega noticias sobre la salud del rey Juan Carlos

Entre las familias de haitianos deportados de Estados Unidos a Haití, hay al menos 30 niños brasileños. Los niños brasileños eran en su mayoría menores de 3 años y estaban acompañados por padres haitianos que viajaron con ellos desde Brasil hacia América del Sur y Central hasta llegar a la frontera entre México y Estados Unidos.

Chávez, del guardaespaldas general del sindicato, dice que estas familias no deberían tener problemas para regresar a Brasil: “Las reglas son claras, un inmigrante haitiano en Brasil puede irse sin perder el permiso de residencia, que es diferente a ser un refugiado, que no puede usar pasaporte de su país de nacimiento “.

A fines de septiembre, la OIM consultó formalmente con Brasil sobre si el país podría obtener algunos haitianos acampados en la frontera entre Estados Unidos y México.

Tras señalar la solicitud de la OIM, la Cancillería dijo en un comunicado que “el asunto ha sido manejado en discusiones entre funcionarios de varios países y está siendo analizado a la luz de la ley vigente”.

La Policía Federal tiene información sobre la entrada y salida de haitianos. Sin embargo, si salen del país hacia un lugar no controlado, no se mostrarán en las estadísticas.

Entre enero y septiembre, 6.300 haitianos entraron al país y unos 2.900 salieron de Brasil. Con información de G1.



READ  Brasil.- Amp.- Telefenica, DIM y Chloro Wine compran activos móviles por valor de más de 2.650 millones

Lalo Sauseda

"Especialista en televisión. Orgulloso nerd del café. Propenso a ataques de apatía. Experto en Internet. Viajes ninja".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top